• Comparte en

Votre profil a été créé avec succès !

Fermer
La filosofía Forté Pharma

La filosofía Forté Pharma

¿Cómo permanecer en forma?

El mecanismo

¿Cómo permanecer en forma?

La fatiga es uno de los principales problemas de la vida moderna. Concierne a todas las generaciones: a los adultos, a los mayores de 50 años e  incluso a los niños. En efecto, nuestra época impone cada vez más exigencias a nuestros organismos sobrecargados (estrés, desequilibrios alimenticios, múltiples contaminaciones, presiones de la vida…) y nuestra comida nos aporta cada vez menos elementos nutritivos esenciales para poder responder con buena salud a nuestros “retos biológicos cotidianos".
Se plantea una pregunta: ¿cómo permanecer en forma? Para ello, primero tenemos que entender el mecanismo para estar en forma.

El mecanismo
1

El mecanismo

para estar en forma

A grosso modo, nuestro cuerpo utiliza energía para andar, correr, hablar, trabajar en el jardín o para cualquier otra actividad física o cerebral. La energía es, por tanto, el carburante de nuestro organismo. Pero, ¿de dónde viene dicha energía?

Para estar en forma necesitamos nutrientes esenciales (vitaminas, minerales...). Éstos no aportan energía directamente, pero son indispensables para las reacciones celulares que producen energía, por ejemplo:

La vitamina C ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
La vitamina B contribuye al metabolismo energético normal.
La vitamina E contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. 

​En la mayoría de los casos, nuestro organismo es incapaz de sintetizar estos nutrientes esenciales. Es por eso por lo que deben ser aportados por la alimentación. Si nuestro cuerpo tiene carencia de dichos elementos, aparecerá la fatiga y dejaremos de estar en forma – Ya no se respeta el equilibrio del organismo.

2

¿Qué hay que hacer para conservar el vigor y la vitalidad?

Dormir bien por las noches

Dormir bien por las noches


Respete la regularidad de los horarios de levantarse y acostarse. Cuanto más regular, tanto más fácil es tener un sueño de calidad. Un adulto necesita dormir una media de 8 horas.

Equilibrar la comida durante el día

Equilibrar la comida durante el día


No coma demasiado por la noche para no sobrecargar su ciclo de digestión. Para matar el gusanillo por la tarde, evite los alimentos demasiado azucarados, ya que a causa de su digestión difícil inducen a la fatiga; opte más bien por fruta fresca o frutos secos.

Tomar una alimentación más rica en glúcidos

Tomar una alimentación más rica en glúcidos


Siga una alimentación variada y opte por los alimentos ricos en glúcidos complejos que hallará en el pan, el arroz, las patatas, la pasta, los cereales, las legumbres. Estos glúcidos complejos favorecen la combustión de las grasas del cuerpo y son los alimentos del rendimiento. También es importante comer 5 frutas y verduras al día.

Tomarse tiempo para uno mismo

Tomarse tiempo para uno mismo


El estrés es fuente de fatiga; relájese, pues, y tómese sus momentos de tranquilidad y descanso. Un buen ataque de risa cada día es excelente para la moral.

Hacer ejercicio con regularidad

Hacer ejercicio con regularidad


El deporte combate la fatiga. Permite disminuir el estrés, descomprimir y dormir bien por la noche.

3

Identificar la necesidad de

energía de cada uno

Las expectativas de energía son diferentes para cada individuo. Unos buscan una respuesta a los problemas de fatiga global o a los decaimientos puntuales, y otros buscan un tratamiento reequilibrante para una energía de fondo.
 
Hay tantos puntos que le inducirán a determinar qué gama puede ser la solución a sus expectativas. Usted también puede hacer el siguiente diagnóstico para definir su perfil de energía.

Al continuar la navegación en esta página web, usted acepta la utilización de cookies para proponerle el envío de contenidos adaptados a sus intereses y medir la frecuencia de la web. Para más información, administrar o modificar sus parámetros de cookies pinche aquí.

Cerrar